Saltear al contenido principal
Pedro De Tolosa Y Las Trágicas Razones De Su Partida. En Astillero…
Dos gipuzkoanos imprescindibles en el éxito de la primera y última vuelta x el mundo.

 

Los dos únicos objetos familiares que Pedro de Tolosa  portaba consigo antes de partir, eran, la txapela de su aitá Jaime, único resto que se encontró tras la riada que le arrastró a él y a Errota txiki, el molino familiar.
De su amá Kontxi le quedaría un pequeño cuaderno con las recetas de cocina y que como sucediera con su aitá, ese cuaderno fué el único resto que se encontró tras el incendio que arrasó la carpinteria familiar y la casa con ella dentro.
Como las desgracias nunca llegan solas, al poco tiempo, unos primos se quedaron con los restos de la panadería y los otros con la casa que construyó su abuelo. Luego, más tarde sus hermanos morirían de tristeza y necesidad.
Sólo y sin nada, decepcionado por su familia y amigos decidió subirse al monte . Construyó una humilde txabola donde consiguió sobrevivir con lo que el bosque le ofrecía…hasta que llegó la carta de un pariente, Juan de Tolosa.
La txabola de Pedro de Tolosa en un boske basko.

 

Juan de Tolosa se había enrolado en una expedición a México y  donde descubrió minas con inmensas cantidades de plata que durante 300 años financiaron la corona española y fundó la ciudad mexicana de Zacatecas.
En esa carta Juan de Tolosa invitaba a Pedro de Tolosa a que se dirigiera a Sevilla para embarcarse rumbo a México y hacer fortuna como él.
Esa sería su misión, regresar a su pueblo rico para recuperar  lo que le quitaron y reconstruir la herencia que perdió tan cruelmente.
Volvería y recuperaría la casa de su madre y la panadería. Reconstruiría la carpintería y el molino para dar trabajo justo a quien lo necesitara. Esa sería su misión y su fortaleza…o si no, nunca regresaría a Tolosa.
Así que ni corto ni perezoso y porque ya tenia nada que perder, tomo el hatillo, un trozo de queso de oveja, se puso la txapela de su Aitá, guardó en un bolsillo las recetas de su Amá y se marchó caminando hacia el Sur sin echar la vista atrás.
Estos tristes recuerdos familiares le acompañarían siempre en una odisea que jamás pudo imaginar. Lograr un hito único y que la historia debe ponerle en su lugar. Ser el primer ser humano en lograr y difundir la noticia de que habían logrado dar la primera vuelta al mundo.
Antes de partir de Tolosa acudió un buen rato a la Iglesia de Santa María para pedirle al patrón San Juan que le  guíara en su viaje a tierras tan lejanas y le devolviera a casa sano, salvo….y rico.
También dio gracias a Dios por tanta abundancia tras la limosna concedida por el párroco.
Iglesia de Santa María de Tolosa.

Ya en el camino, a la altura de Ordizia se encontró a una familia de gitanos y tras compartir sus monedas para comprar pan y algo más de queso de oveja latxa, el que más le gustaba, se subió al carro y viajó con ellos hasta Sevilla…Pero eso es otra historia.

Como recuerdo y homenaje a los padres de Pedro/Peio de Tolosa, Jaime, panadero y Kontxi, excelente cocinera, dedicaremos una sección a la gastronomía vasca y global. Trataremos de fusionar esas recetas tradicionales vascas con las de los países donde nos encontremos en armonía y felicidad.
En esta primera etapa desde Sevilla hasta la Patagonia nos llevamos de Tolosa y Getaria cuatro recetas que fusionar con países como España, Brasil, Uruguay y Argentina.
De Tolosa, nos llevamos estas tradicionales y muy reconocidas recetas de mi Amá…
Las alubias o babarrunas con sus «sacramentos» by Roberto Ruiz.
Roberto Ruiz atiende el teléfono frente a «sus babarrunas» de Tolosa.

 

La famosa txuleta a la parrila por Matías de Casa Julián.

 

 

Matías Gorrotxategui en su restaurante Casa Julián.
y como postre la deliciosa pantxineta de Hojaldre y crema de Rafa Gorrotxategui.
Rafa Gorrotxategui, continúa con mucho arte la saga familiar de reposteros y chocolateros de Tolosa.
De la marinera Getaria nos llevamos como recuerdo el rape a la parrilla de restaurante Elkano con el sabor y las cosquillas en el estómago del txakolí.
Aitor Arregui de restaurante Elkano nos agasajó con una carta magistral.
.
Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Translate »